FeSP-UGT denuncia que las y los empleados públicos son los grandes olvidados del Acuerdo programático de Gobierno entre PP – Cs

El pacto contempla una especie ‘caza de brujas’ entre el colectivo con la posibilidad de denuncias anónimas de ‘malas prácticas’ en lo que llaman ‘Canal Ético’

 La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP-UGT) Región de Murcia, tras conocer el Acuerdo programático de Gobierno entre PP y Ciudadanos,  denuncia que las y los empleados de la Administración Pública Regional son los grandes olvidados de dicho acuerdo.

Desde FeSP-UGT calificamos de atrocidad que la única referencia a las y los empleados públicos sea la fiscalización de su obligaciones,  sin más, cuando son el soporte del sistema y todo se reduce a controlar su productividad y poner en marcha una especie de ‘caza de brujas’ a través de denuncias anónimas,  sin tener en cuenta las necesidades del colectivo y su  gran aportación a los Servicios Públicos.

Este acuerdo programático contempla la bajada de impuestos, pero no nos cuentan cómo afectará al gasto en políticas públicas, porque todo el mundo sabe que a menos recaudación, menos dinero para invertir en sanidad, educación, políticas sociales, etc, y que sin duda favorecerá el deterioro de los Servicios Públicos y la prevalencia de las concertaciones y las derivaciones al sector privado, que cuestan lo mismo o más y no siempre funcionan igual de bien.

Desde FeSP-UGT consideramos un error de base no contar con los agentes sociales, en ningún momento,  ni con nuestras propuestas, hechas para y por el bien del sistema, a la hora de elaborar este línea programática y  detestamos la forma en la que se denigra al colectivo y su trabajo.

FeSP-UGT advierte que las y los empleados públicos no somos el problemas; no queremos que nos sigan poniendo en el punto de mira de los errores de otros y advertimos que no vamos a quedarnos observando como destruyen unos Servicios Públicos de calidad y referencia, construidos con el esfuerzo de miles de trabajadores y trabajadoras durante años por prebendas políticas y el no querer ‘levantarse de la silla’ de algunos.


 

ÚLTIMOS TWEETS

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

       

IR ARRIBA