El grupo de trabajo para la mejora laboral y social de la Policía Local de Murcia muestra su disconformidad con la propuesta meramente económica del Ayuntamiento

Los representantes de los trabajadores de las organizaciones  sindicales SIME, CC.OO, SOMOS SINDICALISTAS, CSIF Y UGT, tras las reuniones que se han llevado a cabo los pasados días 15, 18 y 19 con los nuevos Concejales de Seguridad Ciudadana, Hacienda y Personal, han acordado transmitir conjuntamente este comunicado de prensa:

De las diferentes reuniones con nuevos ediles, queremos destacar la buena predisposición que se nos han trasladado para abordar la grave problemática del Cuerpo de la Policía Local.

En estos primeros contactos, se nos ha hecho llegar unas propuestas económicas, que en principio, hemos entendido se limitan a horas extraordinarias; a una ampliación de los servicios de refuerzo que de forma adicional ya realizan los propios agentes,  así como a otras propuestas de carácter menor, que aunque pueden ayudar en la situación actual, en ningún caso se aproximan a dar solución a la cobertura de servicios, a la falta de seguridad, ni a garantizar la conciliación familiar de los policías.

Ante las primeras propuestas planteadas por el consistorio, consideramos que se hace necesario que se reconozca la dedicación, profesionalidad y especialidad de los hombres y mujeres que integran el Cuerpo de la Policía Local de la capital de la Región. Un colectivo que con motivo del alto número de servicios y las demoras con las que éstos se tienen que atender, viven una frustración profesional ante la imposibilidad de poder prestar un servicio de calidad a la ciudadanía.

La situación personal de estos policías, se agrava aún más a nivel personal, pues llevan prácticamente desde final del año pasado sin poder planificar el poder estar un fin de semana con sus familias, ya que la severa falta de personal, ha dejado al servicio de la Policía totalmente colapsado.

En 2009, cuando el colectivo contaba con unos 700 efectivos, el Alcalde consdieró que ese número era totalmente insuficiente, y que el Cuerpo de la 7ª ciudad de España, debía tener unos 1000 agentes, ya que la Capital de la Región que cuenta con 442.000 hab y 880 km2, así lo precisaba. Pero la realidad es que a día de hoy un colectivo envejecido 10 años después, solo cuenta con menos 500 policías, de los cuales una vez restado especialidades y servicios establecidos, solo prestan servicio ordinario en la vía pública algo más de unos 400.

Esta importante reducción de su plantilla y el aumento de la demanda ciudadana,  hace que el servicio a prestar se haya vuelto totalmente inseguro de forma habitual y especialmente en la actualidad, ya que se están derivando el precario servicio ordinario a la cobertura de eventos y actos, cuando éstos debieran cubrirse con el ya maltrecho refuerzo de jornada anual, el cual parece haberse quedado paralizado, dejando así a los agentes de la policía y a la propia  ciudadanía de Murcia en una situación de desamparo sin precedentes.

Ante esta grave situación, los propios policías afectados, mediante la celebración de una asamblea de trabajadores han demandado a estas organizaciones sindicales, para que se conformen  en un grupo de trabajo, con el objeto de trasladar esta precaria y grave situación al consistorio, a fin de buscar un consenso en la mejora social y laboral de este maltrecho colectivo.

 

Todas las reivindicaciones del colectivo  policial responden a normalizaciones legales que el Ayuntamiento puede aplicar incluso, dentro del marco del actual Acuerdo de Condiciones Laborales del consistorio.

No podemos más que mostrar nuestra total disconformidad, con la propuestas de medidas que responden meramente a mejoras de remuneración extraordinaria, entendiendo que es necesario una reorganización, calendarización y reglamentación  de servicios tanto operativos como de segunda actividad;  a la adecuación de la relación de puestos de trabajo de las unidades de espacialidad y a la implantación de la carrera profesional según la nueva Ley de Coordinación de PPLL, así como a un desarrollo retributivo real que de una forma permanente solucione todos los problemas que padece esta organización policial.

Asimismo, este colectivo de Policial, se opone   a la privatización del servicio policial de vigilancia y custodia de edificios e instalaciones municipales, por ser ésta una competencia propia del cuerpo local, según lo establecido por Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Este intrusismo profesional causará una destrucción del empleo público así como no permitirá la planificación de los puestos que deben determinarse a los policías de segunda actividad, según regula la propia Ley autonómica de Coordinación de las Policías Locales.

Por último tenemos que poner en relieve los últimos acontecimientos sucedidos en la pedanía de Espinardo, dónde se demuestra la falta de seguridad que sufren a diario los policías, hecho que pudiera haberse agravado si hubiera tocado con cualquiera de las unidades unipersonales que operan en pedanías y ciudad.


 

ÚLTIMOS TWEETS

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

       

IR ARRIBA