SPL-UGT pide la dimisión del concejal de Seguridad Ciudadana de Murcia por la suspensión injustificada de descansos en Policía Local

El sindicato considera que el propio alcalde debería intermediar en el conflicto y buscar una solución al grave problema de este colectivo

El Sindicato Profesional de Policía Local de FeSP-UGT (SPL-UGT) hace responsable de aumentar el malestar en el colectivo profesional a raíz de la suspensión injustificada de descansos a los policías locales de Murcia al propio concejal Eduardo Martínez de Oliva, que  continúa sin poner una solución para el grave problema que sufre el colectivo.

SPL-UGT intentó, hace ya más de un mes, resolver el tema con los responsables de las Concejalías de Hacienda y Seguridad Ciudadana y Personal del Consistorio y con Jefatura. Sin embargo, solo consiguió anuncio de medidas que finalmente han materializado,  obviando otras vías de solución que no impliquen que los agentes pasen aún más tiempo lejos de sus familias.

La respuesta de la plantilla a la propuesta planteada por el Concejal ha sido la misma que en el mes de junio, donde ya  el colectivo  había consumido la previsión de todo un año en horas extras, algo que escapa a toda razón organizativa y que ha puesto de manifiesto la incapacidad del concejal para dar solución a un problema desde el plano de la negociación colectiva.

Al respecto, el responsable de SPL-UGT, José Juan González Salas, critica que  el concejal siga “sin dar solución a requerimientos de la inspección de trabajo en el área de seguridad ciudadana, bomberos y policía local, incumpliendo el acuerdo de condiciones de trabajo y utilizando unos decretos carentes de justificación alguna”.

Para González esta situación  pone de manifiesto “el poco talante, la desafección y su falta de interés tras el fracaso de las reuniones con organizaciones sindicales próximas a sus postulados, mientras aparta a otras también legitimadas que sí están denunciando las muchas anomalías existentes”.

Por todo ello, pide al concejal que dimita y deje paso a otro interlocutor que pueda alcanzar un entendimiento y que el propio alcalde, José Ballesta, asuma la intermediación en este problema que, de nuevo, apartará de sus familias a más de 400 policías en estas próximas fechas navideñas.

Así, González recalca que la plantilla ha cumplido su compromiso anual “con creces” y que reivindican mejoras y garantías laborales y sociales, por lo que, a su juicio, “esta medida carente de justificación alguna supone una maniobra ruin y déspota que traslada la voluntad del propio concejal de materializar sus advertencias y que no hace otra cosa que alimentar el conflicto convirtiéndolo en prácticamente irreconciliable”.

SPL-UGT anuncia movilizaciones y concentraciones de protesta “a las que invitamos a participar a asociaciones de vecinos de Murcia y sus pedanías, así como a los grupos políticos que se quieran sumar, hasta conseguir que el propio Alcalde interceda para mediar en una situación de conflicto generada por su propio concejal de área”, concluye.

 


 

ÚLTIMOS TWEETS

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

       

IR ARRIBA