SPL-UGT denuncia la caótica situación en la Policía Local de Cartagena de cara al verano y pide soluciones urgentes

El Sindicato Profesional de Policía Local de FeSP-UGT (SPL- UGT)  denuncia que el Equipo de Gobierno ha actuado con total improvisación  en cuanto a  la gestión  de los servicios de policía local  en  la ciudad portuaria, sumida en una situación caótica.

Esta improvisación según el responsable del Sindicato Policial en la Región de Murcia, José Juan González Salas,      se debe a la  falta   de impulso de una negociación “que pueda, como en los últimos 20 años anteriores, asegurar la prestación de los servicios mediante un Régimen de Especial Dedicación (RED), y así garantizar la prestación de los servicios mínimos que nuestra ciudad necesita, tanto estructuralmente como coyunturalmente”.

González señala que esta situación está provocando que los actuales servicios “sean los más precarios de la historia en nuestro ayuntamiento en un momento como el que actualmente vivimos, de gran incertidumbre entre la población y la plantilla y de grandes medidas de control policial que nos ha dejado la nueva normalidad”.

 

El 2020 ha traído la suspensión de la práctica totalidad de los eventos programados en el término municipal como fiestas patronales, Semana Santa, Ruta de la Fortalezas, Cruces de Mayo, Mar de Músicas, fiestas en barrios y diputaciones.

Así González,  señala que el Ayuntamiento falla en sus previsiones y compromisos y pone sobre la mesa de negociación “no un RED, sino la necesidad de aprobar una bolsa de 30.000 horas en la policía local, a pesar de la incorporación de los 41 nuevos policías”.

Por otra parte,  y a causa de una inadecuada decisión política,  se ha  perjudicado la incorporación de otros 41 agentes en prácticas,  dejándolos en sus casas desde el pasado 25 de junio, dado que entendían como presuntamente finalizado el periodo de prácticas. Sin embargo, la Dirección General de Función Pública Regional no validó el número de horas, por lo que el ayuntamiento se ha visto abocado a modificar sus previsiones y a retomar la fase prácticas durante otros 15 días más.

Esta improvisación que ya no solo trae perjuicios a policías, sino a alumnos en prácticas y ciudadanos,  es una muestra de la desastrosa organización y pone en riesgo el descanso de las plantillas, que están siendo prácticamente exprimidos para tratar de sacar adelante, sin éxito, los servicios.

Por todo ello, UGT pide que se aborden estos y otros problemas a los que el Gobierno Municipal debe ya dar solución, porque, resalta González, “cuando la realidad supera a la demagogia servida políticamente, nos encontramos con una situación insostenible y un absoluto fracaso de previsión y seguridad que tiene a la totalidad de la plantilla desbordada, exhausta y sin medios adecuados, al tiempo que si pudor ninguno se pide refuerzos e incluso responsabilidades a la Delegación del Gobierno”.

 

 

 


 

ÚLTIMOS TWEETS

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

       

IR ARRIBA