SPL- UGT apoya las protestas vecinales y solicita 100 agentes para la protección de La Manga y Cabo de Palos ante los ‘botelleos’

El Sindicato Profesional de Policía Local de  UGT Servicios Públicos (SPL-UGT) anuncia que apoyará las manifestaciones vecinales en las zonas costeras ante el estrepitoso fracaso del dispositivo de seguridad, la falta de mantenimiento de vehículos y la falta de material de seguridad de los agentes para protegerse frente a los continuos apedreamientos que vienen sufriendo en sus labores de control de la acumulación de jóvenes que hacen ‘botelleo’, que en zonas como ‘Las Amoladeras’ llegan a un millar.

Esta situación de inseguridad ciudadana en La Manga y Cabo de Palos resulta insostenible por la falta de más de 100 agentes para proceder a su control, agentes necesarios para revertir la situación de descontrol actual en las zonas y por lo que el sindicato anima a la coordinación estrecha con Guardia Civil para contener  esta situación que de continuar arrojará víctimas entre los propios jóvenes, al existir en la mayoría de las zonas grupos que producen disturbios, robos, ataques graves a otros jóvenes, e incluso presuntas agresiones sexuales.

El responsable de SPL-UGT en la Región de Murcia, José Juan González Salas, explica que ve imposible con los actuales medios proceder a la contención y mejora de la inseguridad en la zona así como evitar las molestias a vecinos, al tiempo que advierte  de que la intensificación de las denuncias “se producirá si al menos realizamos una sola porque ante la inseguridad personal que se percibe es imposible realizar el control de esta ordenanza, circunstancia esta que se está  sucediendo en numerosos municipios de la Región y del país, donde los jóvenes utilizan la impunidad que les da la aglomeración para atentar contra los agentes en sus labores de control, los cuales no disponen ni de efectivos suficientes, ni de medios de protección adecuados como cascos antidisturbios o escudos que los protejan”.

Así, señala que la Ordenanza contra el ‘botelleo’, pese a las continuas advertencias de este sindicato, “sigue sin dar una solución al problema por las dificultades ante la tramitación de expedientes garantes desde el ámbito profesional: esta falta  de personal y medios está ocasionando verdaderas dificultades para realizar las necesarias labores de control y disuasión durante el ocio nocturno”.

Por último, González Salas pide que “no se nos encomiende más esos controles si desde el ámbito político no se ponen sobre la mesa soluciones de equipos y medios técnicos y materiales para acometer los trabajos que se nos asignan”.

 

 

 


 

ÚLTIMOS TWEETS

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

       

IR ARRIBA